in , ,

¿Tienen razón nuestros compatriotas al estar hartos?

Por: Emily Krieg

El pasado 4 de julio los expresidentes de la República hicieron un llamado a la paz, al entendimiento y al diálogo, mediante una carta pública al pueblo de Costa Rica.

La carta fue firmada por los expresidentes Oscar Arias, Rafael Angel Calderón, Laura Chinchilla, Abel Pacheco, Miguel Angel Rodríguez y Luis Guillermo Solís Rivera.

Fue sorpresa para todos que en la misiva faltara la firma del expresidente José María Figueres Olsen, quien ocupó el cargo de 1994 hasta 1998.

Sin embargo, el exfuncionario fue pronto a sacar a todos los costarricenses de dudas mediante una publicación en su cuenta de Facebook.

De ese modo, el expresidente explicó las razones por las que tomó la decisión de no firmar la carta.

«Comprendo su buena voluntad. Sin embargo no lo firmé porque también comprendo y me identifico con el malestar nacional. ¡Tienen razón nuestros compatriotas al estar hartos! Con el alto desempleo y el estancamiento económico actual, la falta de seguridad personal y los bloqueos que nos paralizan, el costo de la vida y ahora nuevos impuestos, realidades que en su conjunto aumentarán la pobreza. En otro país habrían linchado a la clase política«.

Además expresó disconformidad con el comunicado.

«Muchos de esos problemas nacionales nacieron o se acrecentaron en los últimos cuatro gobiernos de tres partidos diferentes. No reconocer eso en el documento, es pedir comprensión sin pedir perdón».

Y dió su opinión sobre el comunicado, expresando molestia ya que él «prefiere menos palabras y más acciones».

«Creo en el diálogo sincero. Para dialogar, primero hay que escuchar. Para negociar, primero hay que ponerse en la posición del otro. Pero sobretodo para dialogar y negociar, se debe tener como punto de partida un buen plan y una estrategia para ejecutarlo. Hoy estamos en una situación en la que los grupos no se escuchan».

Luego de este comunicado Figueres Olsen, volvió a las redes sociales el pasado 10 de julio para expresar una vez más su apoyo al gobierno.

«Como la gran mayoría, deseo que a este gobierno le vaya bien porque eso nos beneficiaría a los costarricenses. Para contribuir a ello, el gobierno conoce que me tiene a la orden.»

También expresó su disconformidad con la cobertura mediática del periódico La Nación.

«La Nación se molesta conmigo por no firmar una carta. Yo estoy molesto y me identifico con el descontento de miles de personas por cosas más importantes».

Por último enlistó sus preocupaciones sobre el estado actual de Costa Rica como: «la agobiante falta de empleo, la triste incapacidad del Estado para abatir la pobreza estancada en el 20% , la desigualdad de ingresos y de oportunidades que está destruyendo la cohesión social», entre otras.

Y aclaró que él entiente que muchos problemas son heredados de otros gobiernos, pero que el actual gobierno no está haciendo suficiente para cambiar el rumbo, indicó.

Lea las publicaciones completas aquí:

Los Simpsons y Snoop Dogg, dan su apoyo a las Campeonas del Fútbol

Carlos Alvarado solicita a la Iglesia como acompañante del pueblo