Jennifer Lawrence deja el cine para dedicarse a la política